martes, 6 de octubre de 2015

Mi mes con el che

Llegó cantando canciones a mi taller, ya que habíamos abierto las puertas para que la gente que pasaba por ahi viera nuestro trabajo. Y yo lo odié un poco por entrar y sentarse en mi cama. Lo odié también porque era argentino...y siempre me han parecido un poco barsas.

A los días siguientes me lo topaba casi siempre camino a mi casa. La primeras veces que nos veíamos sólo nos mirábamos y no sé si me reconocía, pero después los encuentros eran tan seguidos, que optamos por saludarnos con un tímido "hola" en voz baja.

Fue cuando me agregó a esa rara red social en que todos son falsos amigos que empezamos nuestra "" ""relación"""" y pongo "relación" con demasiadas comillas, ya que no sé si lo que "tuvimos" pueda llamarse "relación". En realidad no fue nada, pero tengo que llamarlo de alguna forma.

Lo "nuestro", es decir, la "relación" duró aproximadamente un mes. Un mes de coger rico, fumar caño, tomar cerveza, ver videos por youtube mientras estábamos bajos los efectos de la marihuana...pero todo en un contexto "shuper buena onda-relajado-no quiero algo serio". Él no quería algo serio y yo tampoco. Yo sólo quería coger y juntarnos cuando se pudiera (o cuando yo quisiera), pero como la cosa se alargó (porque en realidad yo pensé que iba a ser sólo un touch and go), empecé como buena ser humana ultra sensible que soy a encariñarme...y ahí cometí el error, el puto error que más de alguien que esta leyendo éste puto texto ha cometido alguna puta vez en su vida.

Era ridículo, porque yo tenía claro que con él no tenía ni un futuro (y tampoco quería un futuro con él), pero a mi corazón le daba por imaginarnos viajando por el mundo; él cantando sus canciones, yo pintando mis cuadros o haciendo ilustraciones, viviendo del arte que hacíamos, ashi shuper jipi. Pero en cambio mi mente la tenía clara: al loco sólo le gustaba cogerme y pecharme marihuana, lo cual no tenía nada de malo, total la wea empezó por eso mismo, pero el corazón, el puto corazón empezaba a latir más rápido cada vez que lo veía...y me sentía bien ridícula cuando eso pasaba, porque insisto...mi mente y mi yo consciente y racional no estaban ni ahí con él, es más...lo detestaban un poco. Lo detestaba un poco porque él no se daba cuenta de lo que sentía mi iluso corazón, lo detestaba también porque yo sabía que se comía a otras locas (pero ojo, la que lo detestaba era mi yo soñadora, ya que mi yo inteligente sabía que se comía a otras locas y lo aprobaba, total, no eramos nada....incluso una vez le pasé un condón para que lo usara con cualquiera), lo detestaba porque envidiaba su vida...esa vida viajera y libre, me daban ganas de ser como él y partir a recorrer el mundo con una guitarra (o papeles y pinceles) y tener la experiencia de vivir en hostales, de ver otras culturas, de cagarme de hambre y sentir también la solidaridad del ser humano que te da un pan porque esta en las mismas que tú, lo detestaba porque tenía una hija en argentina y porque siempre he detestado a los padres ausentes y lo detestaba porque me gustaba más que la chucha.....

(continuará)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente, estoy pensando abrir un blog e intruseando y me topé con vos. Que bueno que sigan vivos, pensé que ya nadie escribía por acá. Tu texto me parecío interesante, no sé si es de la vida real o ficticio, como una historia con capitulos, pero está divino! faltan estas historias de gente equis, autores desconocidos que comparten con el mundo sus vivencias, ocurrencias o fantasias. Cuando lo abra voy a seguirte (espero no te moleste, como se hace para seguir?? xd) y trataré de subir todos mis textos repartidos por hojas, libros, cuadernos e incluso paredes de por ahí =) Saludos desde Cordoba, Argentina, de donde sos?

Florencia (Flo).

pd: qué quiere decir barsa?

blablabla dijo...

Hola FLo! que buena que te gustó mi texto...pensaba al igual que tú que ya nadie leia los blogs...yo sigo escribiendo en éste (que lo tengo como desde el 2007...) como forma de terapia...escribo para mi (es como mi diario de vida) y que tú lo leas y me comentes me pone muy contenta...

La historia no te voy a decir si es real o ficticia para dejarte con el misterio (es mas entretenido). Yo soy de Valparaíso-Chile y barsa quiere decir....cancheros, que llegan y no piden permiso, etc. (y bueno, no todos los argentinos son asi...a mi me caen bien )

saludos! y por fa si haces un blog avisame para leerte (larga vida a los blogs!!)

un abrazo!!

 
HTML,BODY{cursor: url("http://downloads.totallyfreecursors.com/cursor_files/monkeyani.cur"), url("http://downloads.totallyfreecursors.com/thumbnails/monkey-ani.gif"), auto;}