martes, 5 de junio de 2012

Mi nuevo modelo a seguir...

day. off. (por Jani Dueñas)

 un día libre cuando menos lo esperabas, y cuando menos lo necesitas. un día que decidiste quedarte en cama, no levantarte, no abrir las cortinas ni mirarte al espejo en todo el día. podrías hacer un millón de cosas, todas esas cosas en la lista de tus pendientes, cosas que otros días te hacen maldecir a los cielos por no tener tiempo para ellas. hoy hay tiempo, mucho tiempo, pero no puedes. salirte de la cama implica un gasto de energía que no tienes, el cuerpo pesa, la cabeza duele y de todas maneras, no quieres que nadie te vea con esta cara. no quieres escuchar música. ni quieres ver películas. porque cada estímulo es una aguja en la piel que parece cada vez mas fina y demasiado sensible. cada cosa que lees, que ves, que oyes, que intuyes, es razón para tener los ojos un poco mas hinchados. entonces que se hace. se duerme, se busca una tontera en la tele que te hipnotice por un rato. se toma una cerveza a las 2 de la tarde, solo para preparar el camino a la piscola que te tomarás a las 4. vamos de a poco, no quieres ser como esos artistas deprimidos y borrachos. no quieres ser el cliché de la pena. pero lo eres. porque no hay otra forma de vivir la pena que como todos desde que el mundo es mundo la han vivido. llorando, durmiendo, bebiendo. solo. dejar que los días pasen. dejar de culparse tanto. dejar de pensar en mandar mails, hacer llamados o gritar por la ventana. dejar. un día libre es un regalo. pero hoy es un regalo demasiado grande que esta vez no pediste y no te cabe en la pieza ni puedes devolver. no somos especiales, la pena nos vuelve iguales. una de las pocas democracias que nos van quedando, supongo. (Jani Dueñas, comediante, pero tb ser humana)
 
HTML,BODY{cursor: url("http://downloads.totallyfreecursors.com/cursor_files/monkeyani.cur"), url("http://downloads.totallyfreecursors.com/thumbnails/monkey-ani.gif"), auto;}